6 de junio de 2012

Un ex policía aseguró que a Marita la vendieron a la trata por unos $2.000

Tobar garantizó que “no se dejó ninguna pista sin recorrer”. Tras cuarto intermedio, continúa hoy con su declaración.

 

El ex comisario Jorge Tobar, investigador de la desaparición de Marita Verón, dio detalles ante la Justicia sobre la búsqueda de Marita Verón. Al parecer, la joven secuestrada hace 10 años con fines de explotación sexual habría sido “vendida” por unos 2.000 pesos.


Tobar, quien tiene 55 años y es comisario inspector retirado, fue el testigo principal de la doble jornada desarrollada este martes en los tribunales locales al reanudarse el juicio por Marita Verón, en el que están imputadas 13 personas.


Este testimonio era uno de los más esperados en el juicio y el ex comisario continuará declarando este miércoles, a las 8.30, tras el cuarto intermedio que se dispuso durante la noche.


"No se dejó ninguna pista sin recorrer", afirmó Tobar, quien contó que las personas que le dijeron que Marita fue llevada a la whisquería "Candy", en La Rioja, revelaron que por ella "pagaron 2.000 pesos".


Ante los jueces, el ex comisario contó que conocía a Daniel Verón, padre de Marita, y que un amigo en común lo contactó para que lo ayudara, dos días después de la desaparición de la joven.


Según la declaración del ex policía, a Marita la buscaron en la Maternidad, en el barrio Gráfico II y en la casa de sus amigas, y aclaró que “no había discutido con su familia ni con sus amigas, por lo que no encontrábamos lógica a lo que había pasado”.


Luego afirmó que todos los vecinos de Los Gutiérrez y La Ramada coincidían en que una chica, a la que vieron deambulando por la ruta el 6 de abril de 2002, era Marita.


"Esto incluso lo afirmaron los policías de La Ramada, que la subieron a un colectivo, pero sorprendentemente cambiaron la versión cuando declararon, para zafar de su negligencia", comentó Tobar.


“Todos decían que estaba como falopeada y que supuestamente se subió a un colectivo y se bajó en la terminal de ómnibus”, comentó. También explicó que pidió los informes telefónicos, porque "creo que de la comisaría avisaron a alguien que Marita iba a la terminal, para que la levanten allí". 

Tobar contó que durante la investigación conoció a una joven llamada Andrea, quien le contó que trabajó en La Rioja y cuando le mostró una foto de Marita le respondió que "era la mujer de Chenga (Gómez)", uno de los imputados.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »