15 de abril de 2012

Murciélago frito y otros cuatro platos insólitos para probar

Algunos los consideran una delicatessen, pero para otros pueden ser una verdadera aventura

En un primer vistazo, ninguna de estas comidas va a abrirte el apetito. Sin embargo, son muy populares en algunas regiones del mundo. Y por buenos motivos. Pero Planeta Joy te muestra cinco alimentos raros que tenés que animarte a probar, al menos una vez en tu vida.

Ojos de atún
Con su consistencia grasosa y gelatinosa, son uno de los manjares más finos
del mundo. En Japón, donde al parecer soportan sin problemas que su cena
los mire fijamente, los comen fritos con ajo y salsa de soja.

Murciélago frito
Muy consumido en el sudeste asiático, este plato se sirve junto a una salsa
tailandesa, pero como es tan crujiente y rico, hay gente que come los pedazos
con las manos sin acompañamiento. Su sabor es similar al del pollo frito.

Pene de buey
Mientras que en algunos lugares este alimento se vende como snack para
perros, en el Lejano Oriente es una comida común y corriente. Su sabor se
parece al de los mariscos fritos y también se puede comer crudo.

Tarántulas fritas
En Camboya, las arañas fritas son un aperitivo popular bastante sabroso. Las
venden en grandes bandejas en la calle y se pueden comer con o sin las patas;
se puede comprar sólo el “saco”, donde están el corazón y los huevos.

Kopi Luwak
Producido en Indonesia, son granos de café que fueron digeridos por un
mamífero de la zona. Es conocido por su intenso aroma y su delicioso sabor.
Eso sí, no sólo hay que atreverse a tomarlo, sino también a pagarlo: sale U$S
79 la taza.

Seguí leyendo estas notas:

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »