Lunes 27 de Mayo de 2024

Hoy es Lunes 27 de Mayo de 2024 y son las 15:13 -

INTERNACIONALES

2 de mayo de 2024

El momento en que la Policía inició la operación en la UCLA y los manifestantes intentaron rechazarla con un extintor

Las fuerzas de seguridad de Los Ángeles comenzaban el asalto definitivo contra el campus de protesta contra la guerra en Gaza desmantelando las carpas y barricadas cuando fueron atacadas con las sustancias químicas que se utilizan para apagar los incendios

 

La operación para retomar el predio de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) se inició este jueves por la madrugada en la ciudad californiana con el asalto de la Policía al campamento de manifestantes propalestinos que había instalado carpas y barricadas en el lugar.

Tras los primeros forcejeos, en los que los agentes intentaban retirar algunas vallas, desde detrás de las barricadas construidas con placas de madera enchapada surgieron chorros de una sustancia blanca, que uego se supo que se tratab del relleno de un extintor de fuegos que había sido empleado por los manifestantes contra los oficiales.

 

La disputa física se intensificó a partir de entonces y la Policía comenzó a utilizar sus propias armas para dispersar a los manifestantes, en una sucesión de disparos que se oyó durante al menos 30 minutos en los que además se produjeron arrestos. Más tarde retornó cierta calma al lugar, aunque continuaban gritos y cánticos esporádicos.

Elementos de la Patrulla de Carreteras de California (CHP) detuvieron a varios manifestantes, atándoles las muñecas con precintos de plástico. La acción policial se produjo después de que los agentes pasaran horas amenazando con realizar arrestos a través de altavoces si las personas no se dispersaban. Cientos de personas se habían congregado en el campus, tanto dentro de un campamento como fuera de él en señal de apoyo.

 

La policía derribó la barricada de madera contrachapada, cercas metálicas y contenedores de basura del campamento e hizo una abertura hacia docenas de tiendas de campaña de manifestantes. También comenzó a derribar marquesinas y tiendas de campaña.

Los manifestantes sostenían paraguas a modo de escudos mientras se enfrentaban a decenas de agentes. Algunos de los manifestantes advirtieron a sus compañeros que estuvieran preparados con agua en caso de que la policía lanzara gases lacrimógenos u otros irritantes.

 

Oficiales montan guardia después de la primera parte de la operación para desmantelar la toma del Dickson Plaza (REUTERS/David Swanson)

El asalto de la LAPD se produjo tras un intento previo frustrado por la reducida cantidad de oficiales con respecto a los manifestantes, que provocó una rápida retirada de los agentes ante los vítores de cientos de personas ataviadas con pañuelos y máscaras.

Pero sólo fue para regresar con un operativo completo que tuvo por objetivo terminar con la toma del predio, equipados con indumentaria antidisturbios, y desmantelar todo lo que los manifestantes habían erigido en Dickson Plaza.

Este enfrentamiento se desarrolló después de una prolongada tensión con los manifestantes antiisraelíes, contra quienes ya había chocado horas antes sin que las autoridades hubieran tomado mayores medidas.

COMPARTIR:

Comentarios