Miércoles 12 de Junio de 2024

Hoy es Miércoles 12 de Junio de 2024 y son las 11:58 -

SALUD

16 de junio de 2023

En Argentina se diagnostican 5mil casos anuales de Cáncer Renal

Por el Dr. Sebastian Lapman, Médico Oncologo-Nefrólogo (MN 128.825) Coordinador del grupo de Onco-Nefrología de la SAN. Jefe del Servicio de Oncología del y Médico Nefrólogo del Hospital Zubizarreta. Consejo de onconefrologia de la asociación de nefrología de Buenos Aires

¿Sabían que el cáncer renal es el quinto tipo de tumor más frecuente en Argentina? Se diagnostican casi 5 mil nuevos casos al año. Qué es, cuáles son las medidas preventivas y tratamientos a tener en cuenta para esta enfermedad que solo genera síntomas en estadios avanzados.

 

El cáncer renal, o también conocido como carcinoma de células renales, es una enfermedad grave que se origina en los tejidos de los riñones, pero es tratable y puede presentarse en diferentes formas. En nuestro país, es el 5to cáncer más frecuente y los factores que elevan el riesgo y no pueden modificarse son: la edad (es más frecuente entre los 50 y los 70 años), los antecedentes familiares, el sexo masculino (afecta en una relación de 2 a 1 a hombres y mujeres) y/o estar en tratamiento con diálisis.

 

Si bien los profesionales insistimos y enfatizamos a no esperar tener síntomas, ya que solo aparecen en estadios avanzados – fiebre, dolor lumbar, síntomas de compromiso en otros órganos-, se puede decir que los signos de esta enfermedad pueden variar y los más comunes incluyen la presencia de sangre en la orina, dolor en el costado o la espalda, masa palpable en el área renal, pérdida de peso inexplicada, fatiga y anemia. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, en las etapas iniciales, el cáncer renal puede no causar síntomas evidentes, lo que hace que su detección sea más desafiante.

 

En el caso de sospecha de cáncer renal o presentar síntomas preocupantes, es fundamental buscar atención médica de inmediato, ya que el profesional de la salud puede realizar pruebas diagnósticas como análisis de sangre, estudios de imágenes (como tomografías computarizadas, ecografías abdominales o resonancias magnéticas) y biopsias para confirmar el diagnóstico o sugerir nuevos estudios.

 

Una vez diagnosticado, el cáncer renal se trata de manera multidisciplinaria. Puede incluir cirugía, inmunoterapia y terapia dirigida. La cirugía es el tratamiento principal para los tumores renales localizados, y en algunos casos, se puede optar por la nefrectomía parcial (extracción del tumor) o la nefrectomía radical (extracción del riñón afectado). La inmunoterapia y la terapia dirigida ayudan a estimular el sistema inmunológico del paciente y a atacar directamente las células cancerosas.

 

Además de los tratamientos médicos, es fundamental tener en cuenta algunos cuidados y medidas preventivas. Mantener una dieta equilibrada, baja en grasas y rica en frutas y verduras puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer renal. Asimismo, es importante evitar el consumo excesivo de alcohol y tabaco -ya que ambos factores aumentan el riesgo de esta enfermedad- el sedentarismo, la obesidad y la hipertensión arterial.

 

La conciencia y la detección temprana son cruciales para combatir el cáncer renal. Se debe promover la realización de exámenes regulares y chequeos médicos periódicos, especialmente para aquellos con antecedentes familiares. Cuanto antes se detecte la enfermedad, mayor posibilidad de lograr un tratamiento exitoso.

 

En conclusión, el cáncer renal es una enfermedad grave pero tratable que afecta los riñones. Con conocimiento, consultas al profesional, detección temprana y acceso a tratamientos adecuados, es posible enfrentar esta enfermedad de manera efectiva.

COMPARTIR:

Comentarios