Viernes 24 de Mayo de 2024

Hoy es Viernes 24 de Mayo de 2024 y son las 20:41 -

SALUD

1 de mayo de 2023

Conocé cómo funcionan tus riñones con solo un análisis de sangre

Por la Dra. Andrea Sammartino (MN 102301), Nefróloga. Pro-Tesorera de la Sociedad Argentina de Nefrología.

Si bien es una variante poco solicitada dentro del análisis sanguíneo de rutina, la creatinina es un indicador importante de la salud renal. ¿Qué es y cuál es su función? Mediciones y factores que la afectan. Consejos para mantener un nivel saludable y prevenir problemas renales.

 

La creatinina es un compuesto orgánico generado a partir de la degradación de la creatina de los músculos. Es un producto de desecho del metabolismo que produce el cuerpo en forma constante dependiendo de la masa muscular, y que normalmente, filtran los riñones eliminándola en la orina. Si la función renal no es la óptima, la creatinina puede acumularse en la sangre lo que puede ser perjudicial para la salud. Cabe destacar que la función principal de la creatinina es la de proporcionar energía a los músculos. 

 

Los niveles de creatinina en la sangre son un indicador importante ya que los médicos pueden diagnosticar enfermedades renales y controlar la progresión de la enfermedad. Los valores normales son diferentes en las mujeres y los hombres, y guardan una estrecha relación con la masa muscular, la edad, la dieta y el uso de suplementos proteicos o algunos medicamentos. En la mujer es entre 0,8 y 1,2 mg/dL, en el varón es entre 0,8 - 1,4 mg/dL.

 

Si los niveles de creatinina en sangre son altos, puede ser necesario someterse a tratamientos para mejorar la función renal y evitar complicaciones. Lamentablemente, como siempre destacan los médicos nefrólogos, hay que tener en cuenta que los valores de creatinina comienzan a aumentar cuando por alguna razón, reversible o no, ya se ha perdido el 50% de la función renal, por lo tanto, no es una medida de detección precoz, pero hasta ahora, no se cuenta con otro método más costo efectivo.

 

Es sabido que la enfermedad renal crónica se caracteriza por no presentar síntomas hasta estadios muy avanzados, por lo que se recomiendan las siguientes pautas para prevenirla:

 

-          No fumar.

-          Mantener un peso y una dieta saludable.

-          Ingerir abundante líquido.

-          Realizar ejercicio regularmente.

-          Controlar periódicamente la presión arterial.

-          Realizar el chequeo médico de rutina, al menos 1 vez al año, que incluya glucemia, lípidos y creatinina.

-          Controlar la ingesta de sodio.

 

Si tenemos en cuenta estos parámetros y dado que suele ser una enfermedad silente, es fundamental realizar controles periódicos con el médico de cabecera o nefrólogo para detectar cualquier afección en forma temprana y acceder a un tratamiento oportuno.

 

En resumen, la creatinina es un indicador importante de la función renal y también, de la salud muscular y el rendimiento deportivo. Sus niveles en la sangre son monitoreados por los médicos para diagnosticar y controlar enfermedades renales y así evitar complicaciones futuras. No dejes para mañana tus chequeos de rutina.

COMPARTIR:

Comentarios