Lunes 27 de Mayo de 2024

Hoy es Lunes 27 de Mayo de 2024 y son las 16:15 -

SALUD

6 de mayo de 2024

La celiaquía: Es una enfermedad crónica y el único tratamiento verdaderamente eficaz es una dieta sin gluten

En el día de ayer, 5 de mayo, se celebra el Día Internacional de la Celiaquía, fecha instaurada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con la finalidad de promover el conocimiento y la concientización sobre esta afección hereditaria autoinmune que afecta principalmente al aparato gastrointestinal.

En Argentina, se calcula que aproximadamente 1 de cada 100 habitantes sufre de celiaquía. Por esta razón, la conmemoración de este día por parte de la OMS busca crear conciencia sobre la importancia del diagnóstico temprano, permitiendo así que los pacientes reciban el tratamiento adecuado para recuperar su salud.

Ahora bien, ¿qué es la celiaquía? La celiaquía es una afección hereditaria y autoinmune caracterizada por la intolerancia permanente al gluten y las prolaminas relacionadas que se da en individuos genéticamente susceptibles.

¿Qué es el gluten? El gluten es una proteína que se encuentra presente en el trigo, la avena, la cebada y el centeno (T.A.C.C.) y en los productos derivados de estos cuatro cereales. Además, se encuentra en alimentos como panes, masas y otros. En las personas celíacas, produce lesiones en la mucosa del intestino delgado, afectando a la vellosidad intestinal, alterando o disminuyendo la absorción de los nutrientes aportados por los alimentos que son necesarios para mantener al organismo sano.

La Dra. Viviana Cantarutti, médica clínica de OSPEDYC, explica que la celiaquía puede presentarse en cualquier etapa de la vida, desde la lactancia hasta la adultez tardíapor lo que es recomendable acudir a un experto en caso de detectar algún síntoma.

Aunque en algunos casos puede no haber síntomas, existen algunos indicios digestivos más destacables sobre todo en adultos: 

  • Diarrea.

  • Cansancio.

  • Pérdida de peso.

  • Hinchazón y gases.

  • Dolor abdominal.

  • Náuseas y vómitos.

  • Estreñimiento.

Sin embargo, más de la mitad de los adultos con enfermedad celíaca tienen síntomas que no están relacionados con el sistema digestivo, como:

  • Anemia, generalmente por la deficiencia de hierro generada por la disminución de la absorción del hierro.

  • Pérdida de la densidad ósea, también llamada osteoporosis, o reblandecimiento óseo, también llamado osteomalacia.

  • Erupción cutánea con picazón y ampollas, conocida como dermatitis herpetiforme.

  • Úlceras en la boca.

  • Dolores de cabeza y fatiga.

  • Lesión del sistema nervioso, lo que incluye entumecimiento y hormigueo en los pies y las manos, posibles problemas con el equilibrio y discapacidad cognitiva.

  • Dolor articular.

  • Disminución del funcionamiento del bazo, conocida como hipoesplenia.

  • Aumento de las enzimas hepáticas.

En el caso de los niños con enfermedad celíaca son más propensos que los adultos a tener problemas digestivos:

  • Náuseas y vómitos.

  • Diarrea crónica.

  • Abdomen hinchado.

  • Estreñimiento.

  • Gases.

  • Heces pálidas y fétidas.

Por la tanto, la incapacidad de absorber los nutrientes puede causar:

  • Retraso en el desarrollo de los bebés.

  • Daño al esmalte de los dientes.

  • Pérdida de peso.

  • Anemia.

  • Irritabilidad.

  • Baja estatura.

  • Retraso en la pubertad.

  • Síntomas neurológicos, como trastorno por déficit de atención e hiperactividad, problemas de aprendizaje, dolores de cabeza, falta de coordinación muscular y convulsiones.

La Dra. Cantarutti explica además que, “existe la celiaquía subclínica o asintomática que se da en aquellas personas que no presentan los signos clásicos, aunque si presentan las vellosidades intestinales con daño e incluso con atrofia”. 

En muchas ocasiones los celíacos asintomáticos son diagnosticados cuando se realiza un análisis a la familia de un celíaco diagnosticado. Y es que los familiares de primer grado de un celíaco son uno de los principales grupos de riesgo de la celiaquía.

 

Diagnóstico y tratamiento

El inicio del diagnóstico se realiza a través del análisis de anticuerpos específicos en la sangre y la confirmación del mismo, se hace por medio de una biopsia intestinal.

En cuanto al tratamiento, la especialista de OSPEDYC explica que, el único eficaz, es la eliminación de los alimentos que contienen gluten, un hábito que debe cumplirse de por vida, mediante una dieta, basada en modificar hábitos alimenticios.

Cuando el diagnóstico es en la niñez, sabemos que es un período de dependencia con respecto a los adultos; debido a esto la familia debe hacerse cargo y enfrentar con responsabilidad el tratamiento de esta enfermedad crónica”, explica la Dra. Cantarutti. 

Argentina es un gran productor y consumidor de trigo, por lo que permanentemente se recibe publicidad de alimentos que contienen gluten. Esto puede llevar a transgresiones, a hacerlas más frecuentes, o bien, a que el seguimiento de la dieta sea un poco más dificultoso. 

Un llamado a la sociedad 

En el ámbito social, es común observar que las preguntas sobre la enfermedad pueden resultar molestas para la persona celíaca. A esto se añade la falta de seriedad en el trato del tema, con comentarios como "un poco no te afecta". Además, la ausencia de menús en los restaurantes y la dificultad para encontrar lugares que ofrezcan productos aptos para celíacos agravan la situación, sin dejar de lado la necesidad de mantener un tratamiento a largo plazo.

Convivir con la celiaquía puede ser manejable en casa y es una cuestión de paciencia y confianza. El problema surge cuando el paciente sale a comer o se encuentra de viaje, en algunos sitios disponen de opciones de carta para celíacos, pero en otros muchos no.  

Entender como sociedad que la celiaquía es una enfermedad crónica y que el único tratamiento verdaderamente eficaz es la dieta, permitirá que las personas con esta enfermedad puedan convivir y lograr una mejor calidad de vida tanto física, social como emocional.

COMPARTIR:

Comentarios