POLITICA

20 de junio de 2015

ELECCIONES 2015 Lo que está y lo que falta a horas del cierre de listas de candidatos a presidente.

Dudas y certezas en CABA y en Provincia. . El ocaso del sábado marcará el plazo último para la inscripción de candidatos presidenciales, gobernadores de 11 provincias, legisladores y postulantes al Parlasur. Las últimas jornadas fueron adelantando algunas definiciones, aunque restan puestos clave por conocer. Este viernes fue rico en novedades y quedó claro que la puerta está abierta aún en donde ya parece haber decisiones tomadas.

ELECCIONES 2015

Lo que está y lo que falta a horas del cierre de listas de candidatos a presidente.

Dudas y certezas en CABA y en Provincia. . El ocaso del sábado marcará el plazo último para la inscripción de candidatos presidenciales, gobernadores de 11 provincias, legisladores y postulantes al Parlasur. Las últimas jornadas fueron adelantando algunas definiciones, aunque restan puestos clave por conocer. Este viernes fue rico en novedades y quedó claro que la puerta está abierta aún en donde ya parece haber decisiones tomadas. Prueba de la volatilidad del panorama fue la enfática afirmación que hizo el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, respecto a que todavía puede haber sorpresas en todos los órdenes. En otras palabras, hasta la medianoche de hoy todo puede suceder. La certeza más contundente que dejó el día fue la confirmación de que Mauricio Macri estará secundado por Gabriela Michetti. La senadora, que ya lo acompañó en la boleta, se había resistido en el primer ofrecimiento. Ahora cambió de parecer. Se mostraron juntos, cambiaron elogios y se esforzaron en apagar los rumores de resentimientos. Con la decisión, Macri se sumó al grupo de los presidenciables con vice. Más temprano lo anunciaron José Manuel De la Sota y Adolfo Rodríguez Saá: irán en tándem con Claudia Rucci y Liliana Negre de Alonso, respectivamente. En ese plano, el oficialismo sacudió el mapa el jueves cuando homologó la propuesta Daniel Scioli-Carlos Zannini. La maniobra barrió con las aspiraciones de Florencio Randazzo, quien retiró su postulación. No obstante la obediencia, el ministro del Interior y Transporte se rehusó en cambio a pelear por la gobernación bonaerense, como le pidió la Presidente. La UCR ya había adelantado que iría con el titular del partido, Ernesto Sanz, junto al economista Lucas Llach. Y Elisa Carrió optó por un dirigente de su riñón para escoltarla: Héctor “Toty” Flores. Ambas boletas competirán en las primarias de agosto con Macri en el frente Cambiemos. Asimismo, por el Frente de Izquierda de los Trabajadores irán a las pasos los binomios Jorge Altamira-Juan Carlos Giordano (Partido Obrero-Izquierda Socialista) y la de Nicolás Del Caño-Miryam Bregman (ambos del Partido de los Trabajadores Socialistas). Por Nuevo Más, la apuesta es Manuela Castañeira con Jorge Ayala. A 24 horas del cierre, quienes no dieron a conocer sus compañeros son Sergio Massa (que irá a internas con De la Sota en la alianza UNA), Margarita Stolbizer, de Progresistas, y Víctor de Gennaro, del Frente Popular. La batalla bonaerense y la disputa en la Ciudad Con un escenario sensiblemente variable, el distrito electoral más determinante del país es por estas horas tierra intrigas y negociaciones frenéticas. El viernes deparó un giro inesperado cuando Cristian Ritondo declinó su postulación a vicegobernador para favorecer un acuerdo del PRO con sus socios de Cambiemos. Tres días después de anunciar al legislador porteño como segundo, el macrismo pegó un volantazo e informó que María Eugenia Vidal llevará al radical Daniel Salvador. Además de apuradas, las conversaciones en ese frente no parecen caminar por los carriles más diplomáticos. Así quedó en evidencia con la decisión de la Coalición Cívica-ARI de presentar listas propias para diputados nacionales y para el Parlasur ante lo que calificó como un “destrato” de las otras fuerzas. Otra novedad en territorio bonaerense llegó de la mano de Aníbal Fernández, que notificó el “fichaje” de Martín Sabbatella, el titular de la Afsca. Julián Domínguez y Fernando Espinoza amagaban por estas horas con fusionarse en una fórmula. En el entorno del intendente de La Matanza hablaban del plan B: Juan Manuel Abal Medina o Cristina Álvarez Rodríguez. En el del titular de la Cámara de Diputados elegían la cautela. UNA, la alianza entre delasotistas y massistas guarda en secreto los nombres de sus precandidatos, en tanto el frente Progresistas llevará a la dupla Jaime Linares (GEN)-Juan Carlos Pugliese (Rector Universidad del Centro) y el Frente Popular de Víctor de Gennaro a Adolfo “Fito” Aguirre-Lidia Braceras. El Frente para la Victoria definió que el secretario General de la Presidencia y jefe camporista, Edurado “Wado” De Pedro, liderará la lista de diputados nacionales en Provincia. El PRO da por descontado que el periodista Fernando Niembro encabezará la nómina, en donde la idea era consensuar el resto de los nombres con Sanz y Carrió. Pero la CC-ARI irá por su lado, capitaneada por Marcela Campagnoli, hermana del fiscal que supo ser el principal enemigo del Gobierno. En la Ciudad el panorama es todavía más difuso. Sólo el PRO adelantó una lista “pura”, en la que el primer lugar será para Patricia Bullrich. Allí el kirchnerismo sugiere que podría presentar al ministro de Economía, Axel Kicillof. Las mayores dudas Por el lugar que tiene en las encuestas, el misterio de Massa sobre su vice es una de las incertidumbres que más atención concentran. En el Frente Renovador han sido particularmente cautos en revelar posibilidades. Hay versiones, claro, pero ninguna con algún grado de certeza. Los primeros lugares de las propuestas para el Congreso, aquellos que tienen garantizado su éxito, suelen reservarse para los “heridos” de las contiendas por los ejecutivos o para los dirigentes de peso que no encontraron mejor destino. Y también para los apellidos que “traccionan”. Por eso es que en otro momento abundaron versiones de la posibilidad de que el FpV pueda incluir un Kirchner. ¿Cristina? La mandataria ha dado señales sobradas de que no buscaría otro cargo. ¿Máximo? En el oficialismo prospera una suerte de operativo clamor, pero no pasa de rumores. Este año habrá más espacio con el estreno de la categoría de Parlasur. Dividido en distrito único y otro provincial, aparecen como puestos clave para similares fines. Aunque la Justicia no informó qué lugar ocupará en la boleta, se presenta como una oferta deseable para dar visibilidad a nombres de peso y pagar lealtades.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »