POLITICA

28 de enero de 2013

La próxima pelea de Scioli con Cristina: la plata para los docentes

El gobernador necesita fondos nacionales para la paritaria.

 

Ya le pusieron nombre: “La pelea de semifondo”. Y, según el resultado, advierten que incidirá en la relación entre ambos contendientes. El tiroteo verbal entre sciolistas y kirchneristas por los fondos millonarios que la Provincia le reclama a la Nación se cristalizará en las próximas semanas de modo muy concreto. Daniel Scioli depende de la plata que le mande (o no) Cristina Kirchner para hacer frente al aumento que surja de la paritaria docente, ya en marcha. El tiempo complica: las clases deben empezar el 25 de febrero.

“Todos los años nos mandaron la plata para pagar un aumento que nosotros no decidimos, porque la paritaria docente es nacional. Pero la pelea se complicó y este año no tuvimos indicios”, dijeron en la gobernación a Clarín. Luego explicaron las cifras globales: “En la Provincia hay 550 mil empleados. Cada punto de suba salarial, representa, de máxima, 700 millones de pesos. Más de la mitad de esa masa de empleados son docentes y cargos ligados a las escuelas”.

En medio de los cruces del fin de semana, un alto funcionario de Scioli dejó clara la postura de la Provincia: “Necesitamos recursos xq los servicios de educación salud etc son intensivos en salarios. Con obras no se pagan los sueldos”, tuiteó el ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía, mientras “debatía” con otro internauta sobre la ayuda nacional a los bonaerenses.

La pelea entre sciolistas y kirchneristas se (re) calentó el miércoles pasado, cuando el jefe de Gabinete de Scioli, Alberto Pérez, le pidió al titular de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, que lo recibiera para discutir la coparticipación. El viernes, este diario reveló datos de un borrador que circula en la gobernación, según los cuales la Nación tendría que cederle unos $ 15.000 millones anuales a la Provincia, si actualizara el fondo del Conurbano, creado en los ‘90 para compensar los puntos que perdieron los bonaerenses en el reparto de la coparticipación.

En ese mismo borrador, el sciolismo saca cuentas sobre otra “deuda” que fue acumulando la Nación, por los fondos educativos, desde que las escuelas se transfirieron a los distritos, con Carlos Menem como Presidente. “El costo anual de los servicios transferidos según los salarios de 2012 sería $3.159 millones superior a los fondos recibidos”, explica el paper .

En la gobernación dicen que por la mala experiencia con el aguinaldo de mitad del año pasado, cuando la Nación terminó prestándole plata a la Provincia pero sólo en parte y a devolver con intereses, emprendieron un ahorro que les permitiría “pagar 5% de aumento a los docentes con recursos propios”. El resto (entre 15 y 20 puntos más) debería ponerlo Nación. ¿Lo pondrá? “No tuvimos indicios. Pero está claro que si Scioli se come un paro en el arranque de las clases porque no nos mandan la plata, se va a adelantar la discusión por las listas”, advierten en el sciolismo.

En realidad, la fórmula que hablaba de boletas nacionales a merced de Olivos y provinciales con impronta naranja nunca estuvo cerrada. La potente demostración K, que juntó 60 intendentes en Santa Teresita dejando a Scioli de lado y con Amado Boudou hablando de “cobardía política”, preocupó al gobernador.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »