2 de noviembre de 2012

Alumnos de la Escuela de Estética Nº 1 de San Andrés de Giles filmaron un cortometraje basado en la trama del origen de la Guerra de Troya

“Para la más hermosa”: un mito griego filmado con la mirada de chicos y chicas del siglo XXI

Alumnos de la Escuela de Estética Nº 1 de San Andrés de Giles filmaron un cortometraje basado en la trama del origen de la Guerra de Troya

 

Niños y niñas de entre 9 y 11 años, alumnos de una Escuela de Estética Nº 1 de San Andrés de Giles (DGCyE),  rodaron el cortometraje “Para la más hermosa” basado en  la historia de  la Manzana de la Discordia,  que según la mitología griega es el origen de la Guerra de Troya. La realización del proyecto fue integral: hicieron la investigación temática, el guión, la escenografía, el vestuario y  fueron actores de su propia película. Ganaron la instancia de su categoría en un concurso provincial. A fines de noviembre competirán en Salta con producciones de todo el país.

La Escuela de Estética Nº 1 de San Andrés de Giles, perteneciente a la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense,  se propuso en el año 2011 el desarrollo de un proyecto institucional interdisciplinario al que se llamó “Viajamos a mundos lejanos, los mitos, relatos fantásticos nos cuentan la historia”. A partir de ese disparador y desde las diferentes áreas, se comenzó a bucear en las diversas manifestaciones artísticas que abordaban esa temática. De lo visto, surgió la inquietud de ahondar en el trabajo con los dioses griegos como personajes y sus conflictos de poder, como correlato con los conflictos cotidianos que los alumnos percibían en la sociedad de la que forman parte.

Se eligió para ello el mito de la Manzana de la Discordia, elemento desencadenante de la Guerra de Troya. Al analizar y representar este mito, surgió entre los alumnos la incertidumbre acerca de lo que hubiera acontecido si la leyenda de la manzana no hubiera sido “para la más hermosa”. Se cuestionó si las diosas Atenea, Hera y Afrodita se hubieran peleado por alcanzar otra condición que no fuera la belleza. A partir de allí, comenzaron a investigar cuáles eran los parámetros de belleza que se manejaban en la Grecia Antigua.

La profesora Sonia Bazán,  directora de la Escuela de Estética Nº 1 cuenta  que “tomamos uno en particular para cada nivel, ya que la Escuela cuenta con varios niveles de enseñanza, de 1º a 4º, y para el 3º nivel – integrado por chicos y chicas de entre 9 y 11 años- se toma el mito de la Manzana de la Discordia y se empiezan a ver  de manera interdisciplinaria en los distintos talleres que tenemos en Estética que son  plástica, música, danza y teatro, cuáles eran los conflictos o cuales era las situaciones que se iban dando entre los personajes de ese mito que eran de interés para los alumnos”.

Así los chicos  seleccionaron todos los materiales que  pudieran servir, como láminas, libros, películas,  para trabajar este mito.  La búsqueda no se centró únicamente en  la Manzana de la Discordia, sino que se constituyó en un punto de partida que fue llevando a que, por su propio interés e iniciativa, los alumnos investiguen un abanico de relatos y situaciones.

Esto se empezó a tratar desde los distintos talleres en forma conjunta. En danza y expresión corporal todo lo referido a los gestos y las posturas. En teatro  la situación de conflicto y la manera de resolver desde distintos estilos de actuación, también el vestuario. En plástica la recreación del mito, secuenciarlo en imágenes, con lograr la fotografía que se pretendía, pues alumnos y docentes resuelven en conjunto experimentar la práctica de un lenguaje con el cual la escuela no cuenta que es el cinematográfico: deciden plasmar todo este trabajo en un cortometraje.

“Los chicos participaron en lo que fue la sinopsis, se les explicó lo que es un guión literario y un guión técnico- relata la profesora Bazán – “Para eso tuvimos la colaboración de varias personas que vinieron a contar un poco, un día tuvimos la visita de una persona que trabaja en escenografía de la TV Pública, también tuvimos el aporte de un especialista en cine y su hija, que es montajista. Se hizo una etapa previa donde se fueron buscando diferentes informaciones que nos permiten llegar a  ese producto final”.

Así, armaron los guiones técnico y literario – que indican las posiciones de cámara, las situaciones y los diálogos- e hicieron dos locaciones – lugares de filmación -. Una donde transcurre el casamiento que se ambientó en la Escuela, y la otra, correspondiente al comienzo de la película, se hizo en una sala del Complejo Municipal Museográfico y Cultural.

“Primero se dividió en escenas, porque la trama transcurre en un banquete durante un casamiento. Como se filmó en la Escuela, se fue viendo que lugares de la misma se podían usar. Tenemos una galería con columnas, se forraron  con telas pintadas, ellos hicieron la utilería. Siguieron una serie de pasos para hacer las locaciones.  Contamos con la ayuda de dos personas que nos facilitaron las cámaras y que vinieron a colaborar un sábado a la mañana, durante aproximadamente 7 horas.  Los chicos vinieron muy temprano para maquillarse y vestirse. La profesora de teatro hizo la dirección actoral” explica Bazán. Fue todo un proceso que se dio durante el mes de octubre de 2011 y luego el trabajo de posproducción  que finaliza con el corto titulado como la frase inscripta en la Manzana de la Discordia: “Para la más hermosa”.

Al film se  suma el relato de lo que fue el proceso de investigación y realización, material que presentaron en la 40º Feria Provincial de Ciencia y Tecnología. El 7 de septiembre de este año  resultaron ganadores de la competencia regional del área y el nivel para competir en la instancia provincial que se realizó en Miramar entre el 9 y el 12 de octubre. Allí  son  seleccionados para la instancia nacional que tendrá lugar entre el 27 de noviembre y el 1 de diciembre en Salta.

“Desde las distintas miradas que tenemos en la Escuela, y teniendo en cuenta que las edades de los alumnos, que son muy chicos, fue ver que podía aportar cada taller y desde mi función  coordinar eso como para tratar de lograr este producto final” lanza como reflexión final la Directora de la Escuela de Estética. El proyecto tiene  una continuidad pedagógica  ya que durante este ciclo lectivo la escuela trabaja  sobre los parámetros de belleza actuales y las estéticas contemporáneas.

 
 

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »