29 de agosto de 2012

Sin aviso previo, sacan más servicios del Sarmiento

Son todos los diferenciales y el doble piso que hacía Once-Mercedes, inaugurado por Cristina hace dos años. También quieren anular todos los trenes diésel. La medida abarcaría también al Mitre.

 

El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, no pierde oportunidad de destacar que el Gobierno está llevando adelante un “plan integral para mejorar los servicios ferroviarios”. Pero día a día, los sufridos usuarios de la línea Sarmiento conviven con una realidad que va a contramano de los anuncios oficiales .

Lejos de frenar la degradación operativa que acumula el ferrocarril que une la Ciudad con el Oeste del GBA, las últimas medidas de la administración kirchnerista han vuelto aempeorar las condiciones que envuelven a la prestación de los servicios.

De manera silenciosa y sin ninguna comunicación previa, la Secretaría de Transporte que depende de Randazzo autorizó en las últimas semanas el levantamiento detodos los “servicios diferenciales” que tenía el ferrocarril Sarmiento.

Además, el área de Transporte que conduce Alejandro Ramos tiene bajo análisis un planteo presentado por la UGOMS –la nueva concesionaria privada de las líneas Sarmiento y Mitre– que apunta a la supresión indefinida de todos los trenes diésel de ambos ferrocarriles por el mal estado de las vías y la falta de material tractivo y rodante.

De acuerdo con los datos obtenidos por Clarín , entre mediados de julio y principios de agosto la operadora de la línea Sarmiento dejó de correr los siguientes servicios especiales y diferenciales: Once-Castelar: eran cuatro servicios de ida y otros tantos de vuelta prestados con coches motores.

Once-Moreno: dos servicios rápidos diarios con coches motores.

Once-Mercedes: un servicio diario de ida y vuelta que se corría con una formación diesel doble piso. Este tren –que había sido inaugurado por la presidenta Cristina Kirchner en 2010– se desprogramó por falta de locomotoras.

En tanto, en la línea Mitre el servicio de ida y vuelta entre Retiro y Rosario, que está diagramado de lunes a viernes, sólo sale dos o tres veces por semana de acuerdo con la cantidad de coches y locomotoras que se encuentran disponibles cada día.

Estas reducciones de servicios –que se suman a las interrupciones, por ahora temporarias, de los trenes nocturnos y domingueros del Sarmiento por la realización de obras– podrían no ser las últimas. Por medio de dos notas elevadas al secretario de Transporte y al ministro Randazzo, la UGOMS solicitó autorización para discontinuar todos los servicios diésel de los ramales Moreno-Mercedes y Merlo-Lobos del ferrocarril Sarmiento y los que unen Villa Ballester-Zárate y Victoria-Capilla del Señor de la línea Mitre.

A la hora de justificar el levantamiento de los servicios, el pedido –que está en estudio de las autoridades– destacó tres factores clave: eldeterioro de las vías , la escasez y baja confiabilidad del material rodante y tractivo, y la reducida cantidad de pasajeros que utilizan esos trenes.

La presentación elevada por la operadora que reemplazó a TBA advirtió que los ramales que están en peores condiciones y que deberían ser suprimidos de inmediato son Merlo-Lobos (Sarmiento) y Victoria-Capilla del Señor (Mitre).

Según los datos operativos de junio y julio, las dos líneas que fueron restatizadas e inmediatamente cedidas a un nuevo concesionario privado registraron los porcentajes de cancelaciones de servicios más elevados de los últimos 15 años debido al mal estado de las formaciones ferroviarias.

En el Sarmiento, no salieron casi el 20% de los trenes que estaban programados, mientras tanto en el Mitre, las suspensiones rozaron el 10% de los servicios diagramados.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »