23 de agosto de 2012

Las fuertes lluvias causan estragos en el interior de la Provincia

En Azul, el agua amenaza invadir el casco urbano y hay alerta máxima. Fueron cortadas las rutas 226 y 228. También hubo suspensión de clases. Varios distritos, preocupados por los anegamientos en zonas rurales.

 

El nivel récord de precipitaciones vuelve a poner en alerta al interior bonaerense. La situación más grave ocurre en Azul, donde la Municipalidad convocó a los vecinos ante el temor de una inundación en el casco urbano. Hoy se suspendieron las clases en varios distritos del sudeste de la provincia, mientras que en el oeste, aumentan los reportes sobre inundaciones en zonas rurales.
 

Según informó el Consejo Provincial de Emergencias bonaerense, la cantidad de agua caída podría causar el desborde del arroyo Azul, "lo que anticipa que en las próximas horaspueda llegar al casco urbano". Sólo en la jornada de hoy, las precipitaciones en el distritosuperaron los 50 milímetros. La Municipalidad suspendió las clases en todos los niveles y pidió voluntarios para colaborar en caso de una inundación en la zona urbana.
 

Las intensas precipitaciones también afectaron a los partidos de Olavarría, Tandil, Tres Arroyos y General Alvarado y Necochea, donde también suspensión de clases. El agua acumulada en la banquina obligó a cerrar al tránsito la ruta 228, desde Tres Arroyos hasta Necochea. También fue interrumpida la ruta 226, entre Balcarce y Tandil, donde -según fuentes de Vialidad- "el agua sigue aumentando en centímetros". 
 

El secretario ejecutivo del Consejo Provincial de Emergencias (CPE), Luciano Timerman, explicó que "en los distritos más complicados ya están preparados para evacuar en caso que sea necesario". Al respecto, remarcó la necesidad de que se extremen las medidas de precaución, "para minimizar al máximo posible los perjuicios que se puedan ocasionar por las lluvias" y recordó que por las precipitaciones de la semana pasada aún hay 750 evacuados, principalmente en La Matanza y Pilar.

 

También hay alerta en otras zonas del interior bonaerense. En Saladillo,alrededor del 70% de la superficie del partido se encuentra bajo el agua, según informa en su edición de hoy el diario La Mañana de 25 de Mayo. En Chivilcoy, de acuerdo al diario La Razón, el desborde del río Salado anegó en las últimas jornadas numerosas hectáreas en la zona de Ramón Biaus, Moquehuá e Indacochea, al sur del partido.

 

El mal tiempo, además, mantiene suspendidos numerosos eventos deportivos y culturales. Las lluvias, entre otras tantas historias, le jugaron una mala pasada a los 40 vecinos del paraje de Mira Pampa, pegado al límite interprovincial y punta de rieles del histórico Ferrocarril de la provincia de Buenos Aires, que este fin de semana iba a convertirse en escenografía de una obra de teatro comunitario. El evento -además excusa para un reencuentro con antiguos vecinos- fue postergado hasta nuevo aviso: la cantidad de agua caída dejó intransitables los caminos rurales del partido de Rivadavia.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »