6 de junio de 2012

ALUMNOS DE CHIVILCOY SALVARON 1400 ÁRBOLES Y AHORRARON 40 MIL LITROS DE AGUA A CAMBIO DE LIBROS Recibidos x

ALUMNOS DE CHIVILCOY SALVARON 1400 ÁRBOLES Y
AHORRARON 40 MIL LITROS DE AGUA A CAMBIO DE LIBROS

Son estudiantes de la Escuela Normal Superior, quienes mediante una iniciativa pedagógica canjearon cuidado del medio ambiente por libros para la biblioteca de su escuela, una de las más grandes de la Provincia, que cuenta con más de 40 mil textos. Desde este año quienes inicien la secundaria deberán realizar un compromiso ambiental

 

Los alumnos y docentes de la Escuela Normal Superior de Chivilcoy vivieron una singular experiencia al participar del Compromiso Ambiental que protagonizaron los chicos de 1º año de la secundaria que, por primera vez, se puso en práctica en las escuelas de la provincia de Buenos Aires. A partir de la firma de una resolución de la Dirección General de Cultura y Educación todos los alumnos que comienzan este nivel realizarán el Compromiso cada 5 de junio. De este modo se potencia el trabajo que también ha guiado a los alumnos de  esta escuela desde hace tiempo: el cuidado del medio ambiente.   Hijos, padres y abuelos de varias generaciones estudiaron con los libros de la gigantesca Biblioteca “José León Suárez”, de esta centenaria unidad académica, convertida en orgullo local por sus 40 mil libros, la presencia de Julio Cortázar como lector, y porque es consultada por quienes llegan desde localidades vecinas como 25 de Mayo, Suipacha, La Riestra, Chacabuco, Alberti, entre otras, convocados por los miles de volúmenes.   La gran demanda de textos provocó el deterioro de muchos de ellos, mientras que la constante afluencia de lectores hizo que en ocasiones no alcanzaran los ejemplares ante los requerimientos por parte de varios cursos a la vez. La necesidad de actualizar la Biblioteca con más ejemplares y en mejores condiciones dio origen a un proyecto pedagógico que terminó involucrando a toda la comunidad educativa del establecimiento, donde funcionan el Jardín de Infantes Nº 916, la Primaria Nº 68, la Secundaria Nº 1, la Media Nº 205 y el Instituto Superior de Formación Docente Nº 6.   Los bibliotecarios Fabiana Guerrieri, Silvina Valdesogo, Cecilia Galante, Juan Larrea y Laura Navarro, plantearon la necesidad de renovar los volúmenes de las estanterías mediante un proyecto ecológico. Al plan se sumaron profesores de las distintas áreas como Ciencias de la Tierra, Construcción de la Ciudadanía, Política y Ciudadanía, Geografía y Biología, que dieron cuerpo al proyecto colectivo utilizando contenidos curriculares de cada curso.   Así nació “Cuidemos nuestro medio ambiente”, proyecto destinado a que los alumnos tomen conciencia y difundan la importancia de la preservación de la naturaleza. De este modo aprendieron que el sector del papel es el responsable de la desaparición de bosques y uno de los principales contaminantes de los cursos de agua, problemática que se puede evitar -en gran medida- reciclando papel, con lo que se ahorra madera, gastos de disposición final de basura y, principalmente, evita contaminar el medio ambiente.   Con la consigna dada, los alumnos recolectaron papel y cartón en sus casas, en los trabajos de sus padres, en los negocios, hoteles e industrias, para venderlo a las fábricas a fin de ser transformado en papel de menor calidad, para cuya fabricación se utiliza la quinta parte de energía, menor cantidad de agua y se contamina menos el aire.   La campaña de la Escuela Normal Superior “Domingo Faustino Sarmiento” contra la contaminación ambiental, iniciada en octubre 2010, permitió juntar hasta hoy 20 mil kilos de papel, que reportó en la compra de 700 libros, una impresora láser y el insumo permanente para la biblioteca. A la vez, con el reciclado de papel se logró evitar la tala de 1.400 árboles y ahorrar más de 40 mil litros de agua.   La modalidad adoptada fue la de acopiar semanalmente o cada 15 días, tras la recolección emprendida por los alumnos del Jardín de Infantes hasta los del Instituto Superior. “Se motivaron todos. Tal vez por todo lo que uno intenta explicarles día a día para evitar la contaminación del medio ambiente. Hoy justamente vino un papá a ayudarnos a trasladar todo el acopio que tenemos”, explicó Guerrieri, quien agrega que “esto implicó el esfuerzo los alumnos junto con sus familias y el aporte de donaciones de empresas de la zona”.   “También se utilizó el conflicto de las papeleras para trabajarlo con los alumnos del secundario, para  que entendieran  si éstas podían deteriorar, o no,  el ambiente.  Fueron ellos los encargados de explicárselos a los alumnos de primaria, a quienes instruyeron también sobre los beneficios del reciclado de papel”, contó Guerrieri.   El tema fue abordado, además, por alumnos de educación superior que cursan la carrera de maestros jardineros,  con la idea de que los niños vayan concientizándose de chiquitos acerca de no tirar el papel sino de guardarlo para  reutilizarlo. Eso mismo fue trabajado en el nivel primario aunque con otro enfoque.   También, gracias a estas campañas ecológicas para ayudar a la naturaleza, se juntaron 2.500 libros usados en el marco de la materia Construcción de la Ciudadanía en la que se trabaja con proyectos realizados para beneficiar a una institución y que en este caso benefició a la propia escuela.   Ahora, toda la comunidad educativa se siente partícipe de estos dos logros que permitieron disminuir la contaminación ambiental  y contribuir a la renovación de volúmenes de esta biblioteca escolar considerada una de las más importantes de la Provincia, por la inmensa cantidad de libros que allí se atesoran.   Por eso también la emoción de los alumnos de 1º año del nivel secundario de esta Escuela Normal Superior, quienes sentaron precedente cuando ayer, en el Día Mundial del Medio Ambiente, prestaron el Compromiso Ambiental, establecido recientemente por una resolución de la Dirección General de Cultura y Educación, a fin de instrumentar  modos de protección del medio ambiente.   Cortázar, el lector   La Biblioteca de esta escuela, que funciona desde las 7 de las mañana hasta las 22.30 y que ocupa una manzana, fue creada en 1905 en el barrio de Plaza España del denominado casco histórico. Lleva el nombre del jurisconsulto “José León Suárez”, quien con la donación de 6 mil libros posibilitó el inicio de las actividades de esta gigantesca sala cuyo stock se fue acrecentando con las donaciones de profesores, escritores, padres y alumnos.   Sus 40 mil títulos incluyen las obras de reconocidos autores chivilcoyanos como Ricardo Mariño u Ocche Califa, Rina Tempone y Daniel Martino, hasta los cuentos destinados a conformar la reciente “Biblioteca personal” impulsada por la Dirección General de Cultura y Educación, que comenzó a entregar este año para alumnos y docentes de escuelas primarias.   Los recuerdos emotivos no son ajenos a este lugar que tuvo entre sus lectores al escritor Julio Cortázar, durante la época en la que ejerció como docente de la escuela media de la institución, entre 1939 y 1944. De su paso dan cuenta quienes apelan al relato de antecesores, pero además lo corrobora el libro “Cartas inéditas de Cortázar”, en el que queda constancia de los años en que vivió en Chivilcoy, y de la correspondencia que mantenía con la hija de la dueña de la pensión que habitaba.   El Compromiso   A partir de este año, cada 5 de junio los alumnos de 1º año de todas las escuelas secundarias de la provincia de Buenos Aires, realizarán un especial compromiso para el cuidado del medio ambiente: “Como estudiantes de 1º año de la escuela secundaria de la provincia de Buenos Aires, conocedores de los problemas ambientales que afectan a la sociedad, y conscientes de que las soluciones pasan también por nuestras actitudes cotidianas, en el marco de una consideración integral de la noción de ecología y el respeto por los derechos humanos: ¿Se comprometen a proteger el medio ambiente y a promover acciones tendientes a su conservación y cuidado, de manera personal y comunitaria, como parte del trabajo cotidiano en la construcción de una sociedad cada día más justa?”. “–Si, me comprometo”.   La Plata, junio de 2012

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »