POLICIALES

6 de mayo de 2015

Robaron en una casa del barrio Lanusse

En la tarde de ayer, ladrones robaron en una vivienda del barrio Lanusse. El hecho tuvo lugar en calle Corrientes 1225 y se desarrolló posiblemente entre las 18 y las 20, según estimaron los moradores, horario en el que -por motivos laborales- no suelen encontrarse en la casa.

 En la tarde de ayer, ladrones robaron en una vivienda del barrio Lanusse. El hecho tuvo lugar en calle Corrientes 1225 y se desarrolló  posiblemente entre las 18 y las 20, según estimaron los moradores, horario en el que -por motivos laborales- no suelen encontrarse en la casa.
Los delincuentes no tuvieron mayores inconvenientes en concretar el robo. A esa hora, el vecino del departamento lindante tampoco se encontraba en su casa, en frente hay un extenso ligustro y en la esquina un terreno cercado que los residentes en los departamentos lo utilizan como estacionamiento.
Corrientes al 1200 muere o nace –según cómo se mire- en calle Independencia. Hasta Alberti es una cuadra de tierra que en los últimos años empezó a poblarse con nuevas casas, pero aún quedan lotes baldíos. De noche, la iluminación artificial resulta insuficiente. El único foco alumbra no mucho más que una vela.
Auana Silvera, vecina damnificada por el robo, contó que habitualmente suele estar en la casa a las 18 pero ayer lo hizo más tarde. Cuando llegó de Capital Federal junto a su marido, se encontró con la puerta abierta como consecuencia de haber sido forzada posiblemente con una barreta, la cocina-comedor a oscura, la luz prendida en el dormitorio y un gran desorden.
Los malvivientes sustrajeron dos computadores, un par de televisores y una cámara de fotos digital. "No se llevaron más porque no les dio. Estaban buscando plata porque revolvieron todos los cajones", dijo indignada Auana, mientras mostraba el estado en que había quedado la puerta, que este miércoles por la mañana había sido reforzada tras el robo. 
La Policía constató el hecho y no mucho más. "La Policía vino, vieron que estaba todo revuelto y se fueron. Tendrían que haber venido a sacar fotos pero los esperamos hasta las 23 y no regresaron", indicó el matrimonio víctima de la inseguridad. Hace un tiempo la pareja había sufrido otro hurto pero en ese caso en el auto cuando estaba estacionado en el predio lindante a la casa, en la esquina de Corrientes e Independencia.
"Mas allá de lo material, lo que más preocupa es que hayan entrado a mi casa y visto lo que tengo. El miedo es que vuelvan. La verdad es terrible", señaló Auana, vecina en el barrio desde hace dos años y cinco como residente en Luján.   

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »