31 de diciembre de 2012

Emotivos homenajes a ocho años de Cromañón

Sobrevivientes, familiares y amigos de las víctimas realizaron diversas actividades, que incluyeron una misa en la catedral y actos en Plaza de Mayo en memoria de los 194 fallecidos

 

A ocho años del incendio del boliche República de Cromañón, situado en el barrio porteño de Once, los homenajes se sucedieron a lo largo de toda la jornada de este domingo en la Ciudad.

Un nuevo aniversario comenzó con una actividad en la plaza Manuel Belgrano de la ciudad bonaerense de José C. Paz, donde concretaron desde las 10.30 un acto para recordar a las víctimas.

Las muestras artísticas "Imágenes de la lucha, Cromañón –Nunca Más-" y "Vidas robadas, sueños en marcha" fueron dispuestas en la Plaza de Mayo, a pocos metros de la Casa de Gobierno, por algunos familiares y sobrevivientes del hecho.

Para las 18, en la Catedral Metropolitana, se realizó una misa a cargo de monseñor Jorge Eduardo Lozano, obispo de Gualeguaychú, junto a sacerdotes que acompañan a las familias de las víctimas desde la tragedia.

El oficio religioso incluyó la bendición de una placa que explica la entronización de la imagen de la Virgen de La Piedad.

"Nuestra Señora de la Piedad; imagen traída a esta Catedral en recuerdo de las 194 jóvenes víctimas del incendio de la noche del 30-12-2004 en Cromañón. Que todos los padres doloridos por los sufrimientos de sus hijos al contemplar a la Madre de Jesús encuentren consuelo y fortaleza", reza la placa.

Tras la bendición, se leyeron los nombres de las víctimas fatales del hecho y un documento redactado por familiares y sobrevivientes.

Desde las 20, en tanto, marcharon al santuario de Once, situado en la esquina de Bartolomé Mitre y Jean Jaures, donde se proyectaron documentales.

La jornada de homenajes concluirá a las 22.45, con una suelta de 194 globos blancos, uno por cada víctima.

"Hemos conseguido muchas cosas gracias a marchar, a estar; algunos quedaron en el camino, lamentablemente", dijo Alicia, madre de Adriana, una adolescente de 15 años que murió producto del incendio, en declaraciones al canal de cable Todo Noticias.

La situación de los responsables

En ese contexto, el abogado José Ignacio Iglesias, padre de una víctima de la tragedia, valoró la prisión inmediata dictada por la Justicia para todos los condenados por el caso y afirmó que le gustaría que la sentencia fuera "un precedente" en el país para que se haga justicia en otras causas.

El último 20 de diciembre, la Cámara Casación Penal rechazó un recurso extraordinario de apelación y ordenó el cumplimiento efectivo de penas de las sentencias del Tribunal Oral Criminal (TOC) 24 contra 14 personas por "estrago culposo seguido de muerte", con distintos grados de responsabilidad.

"Se logró un triunfo judicial al quedar firme la sentencia, enviando a prisión a los culpables de la ausencia física de nuestros hijos", enfatizó hoy en un comunicado la agrupación "Que no se repita".

El cantante Patricio Fontanet, ex líder del grupo de rock Callejeros, continuaba internado en una clínica psiquiátrica de Córdoba a raíz de la crisis sufrida al enterarse de la orden de prisión inmediata.

La Justicia castigó al cantante con una pena de 7 años de cárcel, que debería haber comenzado a cumplir el 22 de este mes, como sí lo hicieron Omar Chabán -administrador del boliche-, otros responsables del espectáculo, los ex músicos de Callejeros y ex funcionarios porteños.

A su vez, el abogado Iglesias señaló que "la sentencia que se ha recibido es la máxima posible en el delito culposo y esto es bueno".

"Nos gustaría que la sentencia de Cromañón sea un precedente que se repita, lo que nos gustaría es que no haga falta utilizar el proceso penal porque entonces han fracasado los mecanismos de prevención", remarcó y alertó que "la Ciudad es un caos de falta de prevención, de corrupción y lamentablemente estamos pidiendo esto".

El recuerdo del drama

La tragedia comenzó la noche del 30 de diciembre de 2004 cuando el grupo Callejeros iniciaba una presentación en el boliche Cromañón.

En ese momento, desde el público, arrojaron bengalas que impactaron en el tejido sintético de media sombra del techo, lo que generó las llamas y una humareda tóxica que causó la muerte de 194 personas.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »