POLITICA

8 de septiembre de 2012

Tres imputados por el crimen de Humahuaca y uno es aliado de Milagro Sala

Se trata los hermanos Miguel Ángel y Marcos Guerra y de Moisés Lavallén. Están acusados de homicidio. Hay otras 20 personas detenidas

 

Los tres quedaron imputados en la causa que investiga el asesinato de un hombre de 29 años en medio de los incidentes producidos entre vecinos y un grupo de okupas que intentaban usurpar terrenos de una finca ubicada a la vera de la Ruta Nacional 9.

Los Guerra son hermanos de Roberto "Titi" Guerra, un joven que falleció en 2008 y cuyo nombre fue elegido para bautizar la organización a la que pertenecen, y que a su vez integra la red de agrupaciones lideradas por Milagro Sala.

Sin embargo, desde el entorno de la líder piquetera difundieron un comunicado donde aseguran que "la organización Titi Guerra fue apartada de la Red de Organizaciones Sociales el 23 de agosto por reiteradas conductas de indisciplina".

En tanto, fuentes policiales revelaron a Infobae.com que la autopsia realizada a la víctima, Darío Condorí, confirmó que su deceso se produjo por el disparo de un arma de fuego, aunque no pudo determinarse el calibre, ya que la bala entró y salió del cuerpo. El "plomo" tampoco pudo ser encontrado en el lugar.

Asimismo, las autoridades no lograron aún ubicar el arma homicida y continúan las pericias en los vehículos que fueron incendiados durante los incidentes, para deteminar si puede estar entre los hierros retorcidos.

En cuanto a las 58 personas que habían sido detenidas en un principio, una veintena continúa bajo custodia policial, mientras siguen realizándose las pruebas de pólvora en sus manos.

Efectivos policiales de Humahuaca buscan testigos de los hechos para recoger nuevos relatos para agregar a la causa.

Por su parte, el obispo de Humahuaca, monseñor Pedro Olmedo, aseguró que los okupas actuaron con "mucha violencia y prepotencia" y se mostró crítico de este tipo de metodologías.

Consultado sobre la organización Tupac Amaru, de Milagro Sala, Olmedo expresó: "Hacen obras, pero no comparto mucho su metodología. En algún momento cumplió donde el Estado estaba ausente, pero a veces ese poder fuerte realiza acciones violentas".

Finalmente, el prelado opinó sobre la frase pronunciada ayer por la presidente Cristina Kirchner ("Solo hay que tenerle miedo a Dios y a mí, un poquito"). "No hay temerle a Dios, no al menos como ella lo dice. Es un temor amoroso, de no quererlo ofender, de no ir a contramano de él", concluyó en diálogo con Radio 10.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »