26 de agosto de 2012

Ceden las aguas en Buenos Aires: la Provincia asiste a los últimos afectados

Tras el temporal, la situación comienza a normalizarse, aunque todavía quedan 300 evacuados. Las autoridades bonaerenses trabajan en los municipios. El vicegobernador Gabriel Mariotto entregó subsidios

 

El ministerio de Desarrollo Social bonaerense informó pasadas las 20:00 que unas 400 personas pudieron regresar hasta esta noche a sus hogares, por lo que el número de evacuados bajó de 680 a 299.

"Las condiciones climáticas han cambiado, el agua escurre y la situación va mejorando, pero tal como nos pidió el gobernador (Daniel) Scioli seguimos trabajando coordinadamente en dispositivos de corto y mediano plazo pensando en el retorno de las familias a sus hogares", remarcó el ministro de Desarrollo Social, Martín Ferré.

El Ejecutivo indicó que mantiene el trabajo coordinado de sus dependencias para paliar la situación. Desde el Ministerio de Desarrollo Social se entregaron alimentos, frazadas y colchones a todos las zonas afectadas, mientras que la cartera de Salud envió medicamentos, vacunas, sales de hidratación y pastillas potabilizadoras.

Los hospitales provinciales de las zonas afectadas se encuentran en alerta para la detección casos de gastroenterocolitis, parasitosis, neumonías y otras infecciones relacionadas con la contaminación de las aguas. También ante la eventualidad que, una vez que terminen de bajar las aguas, puedan aparecer pacientes con leptospirosis ohantavirus.
Simultáneamente, la Secretaría de Espacio Público bonaerense, así como el gobierno nacional, entregaron zapatillas, ropa, chapas y clavaderas para asistir a los damnificados.

En tanto, la Dirección provincial de Seguridad Vial organizó esquemas de contingencia para ordenar el tránsito y evitar accidentes en rutas anegadas.

El vicegobernador Gabriel Mariotto recorrió las zonas más afectadas y entregó subsidios por 400.000 pesos para los municipios de Azul, Tres Arroyos y Necochea destinados a solventar las tareas de recuperación de las ciudades y de asistencia de los evacuados

Además, apuntó al uso del suelo por parte del sector agropecuario. "Hay temas estructurales que se tienen que abordar respecto al uso del agua en temas de siembra" de manera urgente, señaló Mariotto en relación a las causas de los desbordes de los cauces.

Según especialistas, en ese aspecto juegan un rol clave el cultivo de soja, el uso de fertilizantes y la falta de recuperación de las tierras por la cosecha intensiva, que vuelven poco permeable el suelo.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »