16 de mayo de 2012

Los Schoklender, presos por el caso de las Madres

Oyarbide detuvo a Sergio después de leerle los cargos. Le imputa ser el jefe de una asociación ilícita que hizo un fraude millonario al Estado en la construcción de viviendas. Más tarde se entregó su hermano Pablo.

 

De manera imprevista, y a un año de que estallara el escándalo en la Fundación Madres de Plaza de Mayo, el juez federal Norberto Oyarbide detuvo ayer a Sergio y Pablo Schoklender. Los acusa de integrar una sociedad ilícita dedicada a desviar fondos públicos, se calcula que más de $ 70 millones, para la construcción de viviendas sociales. También quedó preso el contador Alejandro Gotkin, mano derecha del ex apoderado de la Fundación.

Sergio llegó temprano, solo y sin carpetas a los tribunales de Retiro. Se reunió con la defensora oficial Perla Martínez y antes de entrar al despacho de Oyarbide dijo a este cronista y otros periodistas.

“Voy a contar todo lo que sepa y a contestar todas las preguntas”.

Finalmente no pudo decir ni una palabra. El juez le leyó los cargos y lo dejó detenido.

Schoklender reaccionó con frialdad , a diferencia de otras ocasiones anteriores, donde llegó a insultar a Oyarbide. Consultó con su defensora, quien recién ayer tomó contacto con una causa que ya suma 132 cuerpos, y finalmente se negó a declarar . A media tarde lo llevaron al subsuelo de Comodoro Py y por la noche fue trasladado a la cárcel de Ezeiza , tal como había pedido. Así, Schoklender volvió a pasar una noche en prisión. La última vez había sido en 1995, año en que terminó de cumplir la condena por parricidio.

Oyarbide lo acusa de ser jefe de una asociación ilícita destinada a defraudar a las Madres y tuvo en cuenta la posibilidad de que “entorpezca el proceso” para deternelo (Ver “Una detención ...”) Al mayor de los Schoklender se lo acusa del “manejo irregular” de las cuentas bancarias de la Fundación. Oyarbide da por probado que parte del dinero que giraba el Estado para las obras quedó en poder del entorno de los hermanos Schoklender a través de diversas maniobras financieras . Hay retiros de dinero en efectivo, transferencias a sus cuentas personales o de terceros, y a empresas creadas por ellos mismos. Las más importantes son Meldorek, la constructora con la que planeaba transformarse en un empresario y Antártica, utilizada para adquirir terrenos en José C. Paz.

En una resolución de 22 carillas, el juez mencionó algunas de esas maniobras. La extracción “presumiblemente irregular” de $ 13.333685 de una cuenta de la Fundación en el Banco Credicoop. También destaca el retiro por parte del mayor de los Schoklender de $ 1.550.000 de otra cuenta en el Banco Ciudad. Y menciona transferencias millonarias e empresas hasta ahora desconocidas: Cabaña Agropecuario el Zonda ($ 44.260.939) o Agropecuario Monte León SA ($ 23.580.624).

Oyarbide también le imputa al ex apoderado el desvío de dinero a distintas financieras, la falta de pago de las cargas sociales de los obreros , la falsificación de facturas, el desvió de materiales a casi una decena de propiedades que pertenecen al entorno de los Schoklender, y la compra irregular de terrenos. Pero no incluyó entre los delitos el lavado de dinero porque no lo permite la ley que regía cuando se inició la causa.

Al mismo tiempo que detenía a Sergio, Oyarbide ordenaba el arresto de su mano derecha y de su hermano, imputados como “organizadores” de la asociación ilícita. Alejandro Gotkin, presidente de Meldorek, fue encontrado en uno de sus domicilios. En cambio, Pablo no estaba cuando lo fue a buscar la Policía Federal y se entregó por la tarde en una comisaría de Palermo. Ambos deberán declarar en las próximas horas.

Anoche, Hebe de Bonafini se mostró “satisfecha” con las detenciones, de las que se fue enterando a lo largo del día mientras se realizaba estudios en La Plata y ahora quiere que lo condenen por el desvío de fondos públicos.

Su hija, María Alejandra, debe declarar en los próximos días por la venta irregular de un departamento a la empresa Meldorek, pero no correría riesgo su libertad.

   

  •  

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »