15 de mayo de 2012

La Presidente, los chocolates y una polémica con el doctor Cormillot

Durante un acto esta tarde en una fábrica de chocolates, Cristina Kirchner bromeó acerca de que "todo lo que dice Cormillot es aburrido". El nutricionista respondió por Radio 10: "Yo soy flexible en los planes de alimentación, pero en el imaginario soy monóton

 

"Yo lo escucho a (Alberto) Cormillot a veces… pero si hacemos todo lo que nos dice que comamos, es aburrido", dijo la presidente Cristina Kirchner esta tarde, durante un acto en el que anunciaba que una serie de chocolates Milka, que hasta ahora se producían en el exterior, empezará a elaborarse en el país. "No hay nada más rico que un chocolate que se deshace en la boca", había dicho Kirchner.

Por Radio 10, el doctor Alberto Cormillot dijo estar de acuerdo con la primera mandataria, al punto que –reveló– todas las noches come un conito de dulce de leche. "Pero ocurre que yo hago mucha actividad física; uno puede darse gustos en función de su peso y sus actividades", remarcó.

"Seguro que la gente piensa en mí y se imagina dietas estrictas, pero es todo lo contrario a lo que hago", contó Cormillot, quien destacó que "el chocolate negro es una de las cuatro cosas que en pocas cantidades hace bien y en mucha cantidad hace mal; las otras son el aceite de oliva, frutas secas y vino".

Y detalló que el chocolate negro tiene 60 calorías cada 100 gramos, el vino posee 85 calorías cada 100 centímetros cúbicos (puede tomarse una copa pequeña por día), de frutas secas pueden comerse 60 gramos por día (el equivalente a lo que cabe en la palma de la mano) y de aceite de oliva, 20 centímetros cúbicos.

Consultado acerca de cómo es un día, en lo que a alimentación se refiere, en la vida de Cormillot, el nutricionista puntualizó que desayuna a las 4:30 una tostada y media o dos con queso blanco light y mermelada, leche con omega 3 y medio vaso de jugo de naranja; a las 8 come ensalada de frutas y un poquito de nueces, y a las 10, almendras; almuerza ensalada de frutas con cereales, germen de trigo y leche con omega 3; a las 15 merienda algo similar al desayuno pero con una sola tostada y a la tarde, almendras. En tanto que, para la cena, ingiere arroz con vegetales, ensaladas, queso y gaseosa light. Los sábados come pescado y sólo los domingos, carne.

"A mí me gusta comer eso, pero a la gente no le recomiendo eso porque a los pacientes les resulta aburrido, pero yo no necesito variar", diferenció Cormillot entre la dieta que lleva él y la que sugiere a quienes lo consultan. "A mí me gusta estar flaco. Tengo 73 años y tomo ocho clases de tap por semana", contó.  

A modo de despedida, Cormillot fue instado a dejar un mensaje a la primera mandataria y, en el mismo tren de broma, finalizó: "Señora Presidente: le agradezco mucho el honor que me hace al escucharme. Estoy de acuerdo con usted en que hay que darse los gustos, aunque agrego que con moderación. Pero estamos de acuerdo en que el chocolate es uno de los placeres que hay que darse. Así que le aconsejo que se dé los gustos pero con moderación. Se la ve bien, así que seguramente le hace caso a su médico y está bien alimentada".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »