12 de mayo de 2012

Masiva marcha en la sede para apoyar a Cantero

Cientos de hinchas del Rojo se autoconvocaron en la puerta de la sede de la calle Mitre, en Avellaneda, y se manifestaron a favor del presidente en su lucha contra los barras. "Se puede cambiar esta realidad", dijo el dirigente con un megáfono

 

Nunca un presidente de un club de Primera había sido tan tenaz en la lucha por erradicar a la barra brava. Javier Cantero, el máximo dirigente de Independiente, lo está haciendo. Les quitó los privilegios en el club y en el estadio, y los beneficios económicos a los violentos del club. Aguantó un apriete de los jefes de la barra en su propio despacho. Sufrió en Sarandí las piedras que llovieron desde afuera del estadio, cuando les aplicó el derecho de admisión a los tres cabecillas de la barra. Se reagrupó, buscó apoyo: lo recibió el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y también el presidente de la AFA, Julio Humberto Grondona. Pero son los hinchas, de Independiente y de cualquier club, los que apoyan la iniciativa de Cantero.

Cientos de hinchas se autoconvocaron esta tarde sobre la calle Mitre, en Avellaneda, donde Independiente tiene su sede social. En medio de la manifestación apareció un hincha con la camiseta de Racing. También estuvo Nito Artaza, senador nacional por la provincia de Corrientes (UCR). Y también Carlos Raimundi, diputado nacional (Nuevo Encuentro).

"Si sos hincha del tenés que gritar/barra bravas/nunca más", fue el canto de la gente en la tarde noche de Avellaneda. Y después: "Cantero tiene huevo". Cerca de las 20, el presidente de Independiente tomó la palabra en la escalera de la sede y con la ayuda de un megáfono vociferó: "Se puede cambiar esta realidad en el fútbol argentino. Esto se los digo a los pesimistas. En el año 94', después del caso Carrasco, se erradicó el servicio militar obligatorio. Algo que nadie creía posible. Tuvieron que pasar cien años para que eso sucediera, pero se consiguió. ¿Cómo no voy a creer que se pueden sacar a los barras del fútbol?", bramó Cantero y la multitud lo ovacionó.

Cantero prosiguió con su discurso improvisado: "Independiente es el orgullo nacional. Fuimos los primeros en tener una cancha de cemento, los primeros en ganar la Copa Libertadores y ahora seremos el primer club que se planta a este flagelo".

“Hay algunos que están agazapados, esperando que resbalemos, que suframos un traspié. Son los mismos que nos hundieron. Los que vinieron a poner al club de pie y lo pusieron de rodillas. Sabemos que quieren que nos caigamos, pero recuerden la frase del día que ganamos. ¡Independiente no se toca!”, dijo en alusión a Julio Comparada, su antecesor. Y concluyó: “Por último, mañana seguramente habrá resabios del pasado. Algunos, y están en su derecho, nos van a insultar. Esto no se cambia de un día para otro. Pero la gente se dio cuenta de que esto se podía terminar. Si los políticos comprenden que esta situación se puede terminar y solucionar, que no le quepa la menor duda que eso va a pasar e Independiente será el primer abanderado. Mañana tapemos los insultos con fútbol". Sólo aplausos. 

   

  •  

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »